Sin rebajas

Historias

Julio es mes de rebajas en muchas tiendas. En la de BONITO no, lo sentimos. En BONITO nuestra apuesta por la calidad, el comercio justo y la sostenibilidad es constante. Sin descanso, sin rebajas.

En BONITO no hacemos rebajas porque lo que estas significan no es compatible con nuestra forma de entender el consumo. Las rebajas son, mayoritariamente, consecuencia del exceso de producción. Los stocks se acumulan en los almacenes y hay que vaciarlos, sea como sea, a cualquier precio. Para pronto, muy pronto, volver a llenar las estanterías con otros productos. Los mismos que, al cabo de unas semanas, volverán a molestar. Y vuelta a empezar. ¿Lógico? No mucho.

Lo mires por dónde lo mires, a nosotros nos parece que este ciclo no tiene ningún sentido. Además de favorecer el consumo desmesurado, su práctica hace que le demos menos valor a las cosas. ¿Por qué realmente cuanto vale una prenda? ¿Cuál es el precio de una camiseta, el que pagamos habitualmente o el de la rebajas? Hay marcas que llegan a vender sus productos con un 50% de descuento (incluso mas). ¿Cómo es posible que se lo puedan permitir? ¿Será porque durante el resto del año los precios son desmesurados? Quizás sí. Quizás hay otros motivos que desconocemos. En cualquier caso, es un debate abierto que conduce a la reflexión. En BONITO la hemos hecho y lo tenemos claro. Nuestro camino es otro.

En la actualidad, que una prenda habite un año en nuestro armario y acabe sus días en un contenedor parece algo muy normal. El pensamiento del “total, por lo que me cuesta” está muy extendido. Pero lo que cuesta un producto no es realmente lo que pagamos por él. También le “cuesta” al medio ambiente y, en algunos casos, a las personas que trabajan en condiciones marginales para fabricarlo. Las externalidades de la producción descontrolada son muchas. Algunas son mas visibles y evidentes, otras menos. Las prendas realmente valen mas de lo que pagamos, y alguien está asumiendo la diferencia.

Cambiar esta situación está en nuestras manos, en la de todos. Con cada acto de compra que realizamos emitimos un voto. Estamos enviando un mensaje a los fabricantes. Les estamos diciendo cuales son nuestras preferencias y nuestras creencias. Cuales son nuestros valores y como queremos que se hagan las cosas. Comprar es un acto de responsabilidad. Y también una oportunidad para decidir en qué mundo queremos vivir.

Lo dicho, en BONITO no hacemos rebajas. Lo sentimos. Así es como lo sentimos.